Tuesday 17th October 2017,
Now Music Radio

#Retro La triste historia que no sabías de la ballena Keiko

hqdefaultCIUDAD DE MÉXICO 21 de marzo (Now Music Radio).- La semana pasada tuvimos a bien hablarles en el programa de Alejandro Polanco sobre ” Keiko “, esa ballena que nos divertía en lo que antes era “Reino Aventura”, hoy “Six Flags” y que nos sacó lagrimas en la cinta de “Liberen a Willy”, una cinta de 1993 y que recordamos y relacionamos perfectamente por la canción de Michael Jackson “Will You Be There”; Pues bien hoy conocerás algunos datos tristes que giran alrededor de esta triste historia.

Según Jean Michel Cousteau, hijo de Jacques Cousteau y director de la Ocean Futures Society, Keiko debió de haber nacido entre 1977 y 1978 en el océano Atlántico, cerca de Islandia. En 1979, Keiko fue capturada cuando todavía estaba permitido este tipo de práctica, siendo a un acuario de Saedyrasfnid.

Fue en 1982 que Marineland en Ontario, Canadá, compró a Keiko. Ahí inició su capacitación para entretener públicos ávidos de piruetas y gracejadas. En esa época aparecieron sus primeras lesiones dérmicas.

De su llegada a México se rumora que todo fue arreglado por Jorge Hank Rhon, famoso por haber estado involucrado en varios casos de tráfico ilegal de fauna silvestre.

La historia cuenta que el famoso empresario accionó los botones necesarios para lograr que el cetáceo cruzara de manera ilegal el espacio estadunidense, y que el viaducto Miguel Alemán, del Distrito Federal, fuera cerrado para que la ballena pudiera llegar en 15 minutos hasta Reino Aventura.

tekoa-cuts

En una entrevista realizada en 1993, Oscar Porter, director de Reino Aventura, ubicado en la zona del Ajusco de la Ciudad de México y convertido actualmente en el parque de distracciones “Six Flags”, dijo a la revista Proceso:

“A los dueños les llegó la oferta de que había una ballena en Canadá. Algo que los motivó a su compra fue que Keiko estaba con dos ballenas más. Keiko era la de carácter más débil y las otras la maltrataban. Los dueños sintieron que en México podía estar mejor.”

Al paso de los años, Keiko siguió creciendo y su tanque le quedaba pequeño. Sus dueños mexicanos querían ganar cada vez más dinero con ella, pero no estaban dispuestos a invertir ni una moneda en el mejoramiento de sus condiciones de vida. Surgió entonces el ofrecimiento de que la ballena participara en una película estadunidense de bajo presupuesto. El film se convirtió en un éxito y puso a “Liberen a Willy” en los primeros lugares de taquilla.

Al poco tiempo, el caso de Keiko fue publicado en 1993 por la revista Entertainment Weekly de Estados Unidos; el artículo “Puede salvarse esta ballena” destacó el caso de Keiko, al que describió de manera dramática: “Tomó menos de dos horas de pantalla liberar a Willy, pero la batalla para salvar a Keiko ha persistido desde el inicio de la filmación en 1992 y parece ponerse cada vez más difícil. Ambientalistas, biólogos marinos, sus propios entrenadores y los administradores del parque discuten sobre la mejor manera de ayudarle.”

xliberad_a_willy_2.jpg.pagespeed.ic.3O9PhUL2XCmVZGQiyaRuPara los ambientalistas la situación de Keiko era más que precaria, su piscina de seis metros de profundidad resultaba insuficiente, tenía problemas virales, sufría de escoriaciones alrededor de las aletas pectorales y de la cola.

En la perspectiva de los dueños de Reino Aventura, Keiko vivía mejor que muchos mexicanos: comía entre 80 y 120 kilos diarios de pescado, 50% nacional y 50% internacional, y tomaba vitaminas. Además tenía cuatro entrenadores, un velador y hasta ocho personas que cuidaban de él.

El escándalo alcanzó tal magnitud que la película de “Liberen a Willy” incluía un número telefónico para todos aquellos que quisieran adherirse al movimiento por la liberación del mamífero marino.

En 1994 ya era un macho en plena madurez sexual. Con cerca de 15 años tenía más de siete metros de longitud. Su aleta caudal se había colapsado y sus dientes inferiores observaban gran desgaste debido a su costumbre de morder los bordes de su piscina.

Su triste situación dividió en dos a la opinión mundial. Por un lado apareció la Alianza de Parques de Mamíferos Marinos y Acuarios que propugnaba porque fuera llevada a un acuario con una piscina adecuada, la cual podría compartir con una hembra. Por otro lado apareció el Centro para la Investigación de las Ballenas del estado de Washington orientado hacia los derechos de los animales, decidido a poner a la orca en libertad.

Ken Balcom, director de este último centro, habló en esa época con esta reportera y señaló que había viajado a México para ofrecerle a Porter una oferta de 3.8 millones de dólares por el mamífero marino. Su propuesta era hacer un tratamiento de readaptación y reaprendizaje de sus capacidades silvestres.

En 1994 la Fundación Liberen a Willy tenía recaudados 4 millones de dólares para liberarla. Fue el Oregon Coast Acuarium el encargado de habilitar el espacio perfecto para la ballena. En un acto insólito e inesperado, la ballena fue donada por Reino Aventura al lugar en 1995. No era para menos: Después de la presión de recibir más de 1,500 cartas quincenales para solicitar su liberación, los dueños estaban más que hartos.

Keiko-airplaneEl 7 de enero de 1996, después de una larga despedida con niños llorando y un largo operativo que fue trasmitido a todo el mundo, llegó al acuario estadunidense para empezar un largo periodo de adaptación en vías de ser liberada, pero no fue sino hasta 1997 que sus cuidadores le presentaron como alimento peces vivos. Al principio no aceptó comer los peces y se los llevaba a sus entrenadores; sus lesiones cutáneas habían desaparecido.

Poco a poco se estableció que el animal sería liberado en 1999, pero entonces enfermó del hígado y el pulmón, y su proceso de reincorporación al mar se retrasó. A los 27 años y con seis toneladas de peso, falleció el viernes 12 de diciembre de 2003 en  fiordo de Skal, en Nordmore, después de caer repentinamente enferma a causa de un pequeño resfriado.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

CLOSE
CLOSE
A %d blogueros les gusta esto: